3 ago. 2016

Workshop de Letterpress en Santa Rita

Este último curso tuve la oportunidad de acompañar a los alumnos de Diseño Gráfico de Gauss al Estudio Santa Rita. Los últimos años Santa Rita ha preparado un taller para los alumnos del Máster para que aprendan cómo era la impresión antiguamente y lo hacen cómo antaño,  manchándose las manos.

En el taller aprendimos a componer una caja de Letterpress, que lleva muchisimo trabajo y tiene que cuadrar todo muchísimo, así que con la ayuda de Palo y Manu conseguimos crear un par de carteles la mar de molones para imprimir a dos colores.

El resultado fue genial y además aprendimos mucho con la experíencia, ahora vemos lo fácil que es diseñar o crear un lettering en ordenador y lo limitado y complicado que es todo en el mundo off-line. La ventaja es que las limitaciones siempre te vuelven más creativo :)

+ READ MORE +

1 ago. 2016

29/08/2015 - Last day in Tokyo

Nuestras últimas horas en Tokio fueron un poco más tranquilas pero no por ello menos emocionantes. Por la mañana ya teníamos las maletas listas así que las dejamos temprano en la recepción del hotel y fuimos a desayunar a la que ya era nuestra cafetería favorita de la zona. Después del café nos fuimos hasta Jimboocho, uma zona de la barriada de Kanda, a unos 30 minutos de dónde nos alojábamos. Con el afán de aprovechar hasta el último minuto y seguir descubriendo nuevas zonas de la ciudad, cogimos el paraguas y no dejamos esta zona por investigar.

Jimboocho es una zona repleta de librerias, que a pesar de mi nulo nivel de japonés deseaba conocer, me parecía un lugar perfecto para despedir Tokio, librerías antiguas, pequeñas y olor a papel viejo.

A medio día volvimos a la estación principal de Kanda dónde habíamos quedado con Tsugihiko y Aya para comer. Tsugihiko nos sorprendió llevandomos a un restaurante tradicional, me impresionó muchisimo estar en un lugar asi, era cómo aquellos sitios que tanto había visto por televisión y en documentales. Comimos super bien y a la hora del postre me sorprendiero con una bola de helado y frutas riquisima con la que me felicitaban por mi cumpleaños que sería al día siguiente, ¡no esperaba tantas sorpresas!. También nos ofrecieron unos recuerdos de Japón preciosos.

Al termimar de comer nos acompañaron al aeropuerto y nos despedimos. Pero no fue tan triste como esperaba porque al partir supe del cierto que volveré por esas tierras, porque Japón es un lugar que ya me ha atrapado para siempre.


+ READ MORE +

29 jul. 2016

28/08/2015 - Tokyo Dome + Views of Tokyo

El último día en Tokio lo dedicamos a ver zonas que no sabíamos si tendríamos tiempo de visitar, una de ellas los alrededores del Estadio Tokyo Dome. Hacía un día muy humedo pero estaba nublado pero tuvimos la suerte de que cuando llegamos allí ese día había partido de Baseball así que estaba muy animado. Todo lleno de gente haciendo cola con las camisetas de su equipo favorito, un ambiente muy familiar.

Aunque no fuimos a ver el Baseball disfrutamos muchisimo paseando por la zona. Las tiendas de alrededor están llenas de merchandising temático mayormente de Baseball, incluso los bares tenían una decoración muy particular. 

Por esa zona, Sammy sabía que el edificio Bunkyo  tenía su última planta  habilitada cómo mirador y te proporciona una vista casi 360º de la ciudad. Fue impresionante subir a 25 pisos de altura y ver los campos de baseball, las vías del tren, los tejados de las pequeñas casas entre los enormes edificios y al fondo el innacabable edificio Sky Tree. Tener tan buenas vistas de la ciudad fue perfecto para llevarnos un precioso recuerdo a casa.

Cómo ese día quería que fuera perfecto, me compré un recuerdo de Rilakkuma con el nombre de la estación donde nos alojamos esas perfectas dos semanas.


+ READ MORE +

27 jul. 2016

08/2015 - Akihabara

Durante nuestra estancia en Japón, tuvimos la suerte que nuestro hotel se encontraba en una zona muy cercana a Akihabara así que pudimos ir a visitar este barrio tan geek en distintas ocasiones.

La primera nos la reservamos para ir el día que fuimos con Tsugihiko y Aya, nos llevaron a tiendas bastante recónditas y nos fueron explicando detalles de la zona cómo la parte más comercial para comprar electrónica, cables para hacer reparaciones, vimos exposiciones y firmas de mangas amateurs y tiendas de segunda mano dónde comprar muñecos de anime de lo más vintage.

Ese día además comimos un delicioso Tonkatsu, y desde entonces es el plato favorito de Sammy, es un plato sencillo pero realmente delicioso. También fuimos a una tienda dónde sólo vendian gashapon. Esa noche volvimos al hotel y cenamos en Kanda en un restaurante chino, el cual no tiene nada que ver con cualquier chino que podamos encontrar en España, la comida era picante pero deliciosa y pude ponerme ciega a Gyozas.

El día siguiente estuvimos en Harajuku la mayor parte del día, pero puesto que estábamos tan cerca de la zona decidimos acercarnos a Akihabara de nuevo, esta vez de noche, a última hora. Fue en cuestión de minutos que cerraron las tiendas y pasó de ser un barrio abarrotado de gente a quedarse desértico. Curioso momento en el que un barrio tan concurrido se queda en sólo luces de neón cuando cierran sus tiendas.

El día que fuimos al Palacio Imperial, como madrugamos mucho a media tarde fuimos al hotel a descansar, a ver Music Station y a seguir haciendo turismo. Esta vez nos dispusimos a investigar otra zona de Akihabara, su templo.

Al subir una preciosa y empinada escalera, digna de ilustrar en cualquier anime, entre una de las calles de Akiba se encuentra el Kanda Myojin, el templo de los Otakus por excelencia. De aspecto normal, pero basta con fijarse un poco en los detalles que no es un templo que lo regente la gente corriente. Los amuletos y deseos que encontramos colgados en el templo dónde normalmente sólo se escribe, la mayoría estaban ilustrados con dibujos estilo manga de todo tipo.

El último día también hicimos una pequeña visita a Akihabara, nos volvimos adictos a su tienda BookOff dónde no podía salir sin comprar algún disco de Arashi cada vez que entraba. Así que hicimos las últimas compras allí antes de nuestra última caminata por Tokio.

+ READ MORE +