26 jul. 2016

03/06/2016 - Madrid 2/2

Continuando con el tour por Madrid, Lore me llevó a desayunar a un lugar super curioso, una cafetería de cereales llamada Cereal Hunters. Nunca había visto tantos cereales juntos, creo que ni Sheldon podría clasificarlos. Yo probé unos de frutas de los Picapiedra con leche de Fresa y Plátano ¡dulce mezcla frutal!

Estuvimos paseando por esa zona, no recuerdo el barrio pero estaba lleno de tiendas alternativas y fuimos recorriendo las calles más emblemáticas del centro de Madrid como la Gran Vía. Allí dónde mirara había teatros, más grandes y más pequeños pero todos iluminados aún a pleno día, me pareció cómo estar en el Piccadilly español.

A medio día fuimos a comer a un restaurante chino, no recuerdo exactamente dónde estábamos pero nos metimos en un barrio dódne todo eran barrios chinos así que decidimos ir a uno llamado El Rey de los Tallarines, y no sabemos si será el rey pero estaban bien buenos.

Por la tarde estuvimos un rato a la sombra, en un parque no muy concurrido cerca de dónde nos encontrábamos así que decidimos descansar. Más tarde continuamos visitando monumentos hasta llegar a Plaza España. Allí yo solo reconocí el famoso edificio España, pero no sabia que había un enorme monumento Cervantes justo en frente, es precioso y majestuoso.

Para hacer tiempo mientras esperábamos a Louis fuimos a una cafetería vegana a tomarnos el postre y por la tarde llegó Louis y nos acercamos al Templo de Debod ¡yo ni sabía que había tal monumento en Madrid! me pareció super interesante. Cómo el templo se encuentra cerca del Palacio Real también fuimos a verlo.

Desdel Palacio paseamos hasta la Puerta del Sol, ¡estaba abarrotada! así que decidimos adentrarnos en las calles paralelas a la plaza y me llevaron al barrio de La Latina, nada que ver con lo que habíamos visto hasta ahora, se respiraba un ambiente mucho más relajado y más auténtico.

Al final, por la noche volvimos a la Puerta del Sol para cenar en el Tommy Mel's, siempre había querido probarlo. Cenamos super bien y además esa noche ¡Hubo especáculo! los camareros se pusieron a bailar Grease.

A última hora fuimos al Mercado San Miguel, un edificio precioso lleno de puestecillos y que de noche tiene muchisimo ambiente, dijeron que no me podía ir de Madrid sin probar el Vermut así que nos tomamos uno antes de volver a casa.

Al día siguiente nos levantamos para ir a desayunar churros a una churrería muy emblemática de Madrid, San Ginés. Había bastante gente para entrar a la churrería así que optamos por tomárnoslo en la barra. La verdad que tanto el chocolate como los churros estaban deliciosos. Y el local conserva el ambiente antiguillo de cafetería pero además está empapelado de fotografías de famosos que pasaron por allí.

Esa mañana la pasamos en el rastro, que es enooorme. Está dividido por zonas en calles muy empinadas y tiene desde artículos nuevos hasta antigüedades. Después de andar durante horas entre gente y artículos de todo tipo decidimos acabar mi viaje en el Barrio de las Letras, dónde buscamos una deliciosa hamburguesería dónde comer antes de partir hasta la estación de autobuses.

No hay comentarios :

Publicar un comentario